Diferencias entre turcos y españoles

tumblr_mnsd08qmlj1qb6cnho1_400Estos días podemos ver en la TV, a mitad de informativo y sin mucho despliegue, las protestas que se suceden en Turquía: imágenes de manifestantes enfrentándose a la policía mientras éstos responden con gas lacrimógeno o mangueras de agua a presión.

Esto es lo que vemos en la TV, pero si nos damos una vuelta por Internet, vemos que los medios, de forma consciente, están omitiendo mucha información.

La realidad es que ya han muerto como poco tres personas y otras tantas están heridas graves, tuertas, etc.

Los policias reprimen protestas pacíficas con brazo férrero, asaltando incluso sedes de partidos políticos, o las casas de aquellos que auxilian a los manifestantes. Por su parte, los medios nacionales sufren un apagón informativo de las protestas total.

Eso sí, ni la ONU ni la UE, ni su putísima madre, dice nada. Turquía está en la OTAN , y ya sabéis, todos nuestros aliados son democrátas de toda la vida.

Afortunadamente los propios turcos nos informan de lo que está sucediendo en su país por internet.

Podemos ver como la policía de Turquía poco tiene que envidiar a la española, haciendo un uso de la fuerza desproporcionada, torturando a sus “jefes” (los ciudadanos), gaseando, tirando pelotas de goma a quemarropa…Pero sí que se puede ver una diferencia: los ciudadanos.

Los ciudadanos turcos son gente comprometida y luchadora, con un par de huevos, a diferencia de los españoles. ¿Os imaginais en España a los antidisturbios retirandose después de que los ciudadanos sean los que carguen? A mi directamente me entra la risa.

Y no me vengáis con que son violentos: La manifestación comenzó pacíficamente y no fue hasta que la policía aplicó una violencia brutal que no se produjeron altercados. Una cosa es ser pacifico y otra gilipollas como en España, donde respondemos a las ostias con batucadas y aplausos mudos.

Los turcos saben que si quieren algo tendrán que dejarse la piel, y puede que hasta la vida, por conseguirlo. Y para ellos merece la pena porque gracias a su sacrifico toda su sociedad avanzará.

Aquí en España hemos visto la completa impunidad y violencia con la que actúa el sistema, pero seguimos abrazando el mantra de “poner la otra mejilla” como buen país rancio católico. Todo para salvar nuestro propio pellejo, no nos engañemos.

En España somos tan egoístas que no estamos dispuestos a dejarnos la cara por el conjunto. Para muchos no merece la pena salir con una brecha en la cabeza o con un par de buenos moratones por defender nuestras libertades y derechos.

Aquí hay cinco millones de parados que están en su puta casa todo el día viendo Sálvame y los trabajadores tampoco es que podamos limpiarnos la conciencia diciendo “que salgan los parados a manifestarse”, porque nosotros, que tenemos un trabajo, somos los que mejor podemos coaccionar al gobierno para que deje de robarnos y maltratarnos.

Tenemos un gobierno que no sólo nos está llevando a un modelo de esclavitud similar al de China, sino que está acabando con libertades tan básicas y aceptadas en nuestra sociedad como el aborto, la sanidad y educación pública, etc.

Mientras tanto, los españoles en casa, rascándose los cojones. El día que te vayan a desahuciar, o tengas que ir a urgencias y sufras la falta de medios, chillarás, berrearás y te indignarás muchísimo, pero sólo será eso, la pataleta de un crío consentido y maleducado.

Eso somos los españoles, personas indignas de siquiera llamarnos ciudadanos. Los españoles somos seres serviles que necesitamos siempre que nos digan que hacer y cómo actuar. Tenemos miedo a ser libres.

Esta es la diferencia entre turcos y españoles: Los primeros quieren ser dueños de su destino, y los segundos llevan en su ADN el servilismo de siglos y siglos de sometimiento consentido.

Share