Focalizando esfuerzos: Science, Bitch!

¡Hola frustrados!

Hacía mucho tiempo que no dedicaba un huequito en el blog para hablar de mi vida y milagros y ya iba siendo hora, que esto es un blog personal. Los cambios en mi día a día al final afectan a las temáticas de este blog, así que toca informar de ciertos cambios en “mi linea editorial” xD. Es algo que llevo tiempo queriendo hacer, pero que he estado posponiendo por lo recientes que estaban ciertas cosas y lo mucho que me costaba poder hablar de ello con frialdad.

En primer lugar, seguiré hablando de sociedad y política, pero el tema tan recurrente de los últimos tiempos, Podemos, pasa a mejor vida, ya que dejé mi Círculo hace un par de meses. No entraré mucho en detalles, pero parece que como era la “trotska” del círculo, algunos decidieron reinterpretar el relato de Rebelión en la Granja y, al igual que Snowball, me tocó salir corriendo. Se que este tema despertará las ancias carroñeras de más de un lector que pueda pasar por mi blog, pero es un tema en el que no quiero extenderme más porque lo que menos me apetece ahora mismo es seguir hablando de un movimiento, ya no social, sino de personas, que tanto me ha decepcionado y me ha demostrado que España sigue igual de podrida que siempre. Ahora entiendo por qué mi bisabuela, y en general, la gente con principios e ideales, acababa siempre huyendo de cualquier movimiento político. A nadie sin intereses personalistas le apetece pegarse con quienes los tienen, y menos cuando el resto mira pasivo lo que ocurre sin mover un dedo. España tendrá el movimiento político que se merece, y Podemos apunta a un neo-PSOE en toda regla. Tiempo al tiempo.

Snowball escape“Que sus jodaaaan”

Por mi parte, y sin la gran carga que tenía con Podemos (que ni me permitía tener un horario sano de sueño), he decidido centrarme en mi carrera profesional y dar un giro de 180%. Aún soy joven y tengo tiempo para cambiar a un sector donde de verdad sienta que aporto avances a la sociedad. Si a través de la política es inviable, al menos lo hare a través de mi profesión.

Me he matriculado en un Máster de Visión Artificial y aunque está resultando duro porque tras 5 años fuera de la universidad las matemáticas y la física se olvidan, está siendo, eso sí, muy gratificante. Por otra parte, esto de estudiar con el Plan Bolonia y trabajar al mismo tiempo es casi una leyenda urbana. En mi caso soy de esos seres mitológicos a los que les dan reducciones de jornada sin tocarme el salario para que pueda estudiar (si, soy la chica de la curva en formato estudiantil), y aún así me faltan horas de la semana para poder llevar las cosas al día.

La verdad es que me encanta trabajar en un campo más “ingenieril” y científico, que me suponga un reto mental y me obligue a estrujarme la cabeza. De nuevo vuelvo a ver determinados conceptos físicos que gobiernan nuestro día a día más claros. Estoy aprendiendo un montón de cosas que ni olí en la carrera, como los tratamientos de señales y ondas (me siento muy teleñeco ultimamente xD), que al fin y al cabo pueden darte una comprensión muy completa de nuestro mundo. Tu, yo, o la mesa de tu ordenador, somos al fin y al cabo ondas. Ya lo afirmó Broglie hace 100 años y los reafirmó Einstein con la teoría que le daría el Nóbel, el efecto fotoeléctrico. Me hace inmensamente feliz (llamadme friki) comprender esta realidad, una felicidad por aprender que desde que salí de mi carrera no había vuelto a sentir.

science-bitchAdemás, el hecho de poder seguir el método científico es maravilloso: te evita tener que estar discutiendo sobre pajaritos preñados. Los pajaritos son oviparos y así lo demuestra el método científico. Nada más que hablar. Gracias a esto, por ejemplo, jamás se le dará un premio Nobel de Medicina a un magufo de la homeopatía, por muy mainstream que sea. En otros campos, como el político, las cosas funcionan al revés de lo que la razón marca. En mi casa seguimos las leyes de la termodinámica. Allá otros si quieren discutir si la Tierra es plana o no.

Pero las cosas buenas tienen también su reverso tenebroso. La Visión Artificial es un campo tan nuevo y con tanto que desarrollar, que me resulta complicado saber hacia que rama tirar. Todas son útiles y todas aportan un montón a la sociedad. Eso sí, tengo claro que una vez lo acabe quiero trabajar en este área y dejar atrás mi carrera en el desarrollo software por muchos años que ya lleve. Si no puedo aquí, será en el extranjero, pero quiero que mi futuro pase por hacer un trabajo que de verdad me motive y me haga feliz.

Es curioso pero como suele pasarme con las cosas que me ilusionan mucho, ya estoy haciendo planes a largo plazo que aún ni se si podré cumplir. Como tengo una Ingeniería Técnica este Master me convalida solamente con una ingeniería superior según el Plan Bolonia, por lo que tendría que hacer otro máster para poder optar a un doctorado. No descarto cuando acabe este master apuntarme a la UNED en Inteligencia Artificial, e incluso irme fuera a hacer una tésis doctoral cuando tenga ambos. Como digo, son elucubraciones ya a muy largo plazo que dependen, para empezar, de que consiga sacar el Master que estoy ahora cursando xDDD

Así que no os sorprendáis si empiezo a tocar temas de Computer Vision y escribo más sobre informática y ciencia que sobre política, porque ahora es lo que me motiva y me hace feliz. Eso sí, no esperéis más actividad en el blog, porque con el cambio de aires tengo si cabe aún menos tiempo libre que antes xD No obstante, os prometo que seguiré con las pildoritas de POO. Al fin y al cabo es de lo que de verdad se, y tengo un compromiso con vosotros que llevo posponiendo demasiado tiempo con sueños y fantasías que el método científico me gritaba que eran eso, cosas inviables e imposibles de llevar a cabo con los parámetros y variables actuales. Si algún día la gente está a la altura, quizás vuelva a molestarme en intentar cambios por más vías que la profesional, pero sinceramente, y siguiendo de nuevo el método científico a través de los experimentos que la sociedad ha repetido en su historia, dudo mucho que eso ocurra.

Share