Pongo al MEV por testigo, de que jamás volveré a votar a IU

iu-psoe
Llevo un par de días largos pensándolo muy seriamente y finalmente he tomado una decisión, creo que no volveré a votar a Izquierda Unida. Seguro que ahora más de un amigo estará tentado en echarme mano al cuello, con lo pesada que he sido todos estos años vendiendo las bondades de Izquierda Unida a todo el que pasaba cerca.

Desde que cumplí la mayoría de edad he votado a Izquierda Unida, y mis primeras elecciones generales coincidieron con el estreno de Zapatero. Recuerdo como tuve que aguantar mofas y risas de supuestos progresistas por “tirar mi voto a la basura“. Tuve que oír la misma cantinela en las siguientes elecciones, en 2008 y siempre que intentaba defenderme diciendo cosas como “oye que el PSOE es de centro-derecha…los fanboys del PSOE me daban para el pelo: “¡Pero qué barbaridades, por dios!” Sin embargo, poco a poco ese soniquete se ha ido apagando, y muchos de esos que se reían de mí ahora me dan la razón.

La complicada situación económica que estamos atravesando ha abierto los ojos a mucha gente y todas las estadísticas indican un vuelco importante del electorado de izquierdas, abandonando al PSOE por IU. Llevo un año de nuevo ilusionada con estos datos, ya que veía la posibilidad de un cambio real de sistema, es más, hace cosa de un par de meses pedí información para afiliarme al partido y poder colaborar más de cerca.

Así que como podéis imaginar, algo han hecho desde la formación de gran gravedad para cambiar tan rápidamente los gustos de una década. La razón de que no vote a IU es que me han dejado claro, con un par de ramalazos, que son igual de sucios e interesados que el PSOE.

Ya me costó aguantar oir a Cayo Lara – el peor líder que ha tenido IU en muchos años – decir que “prevaricación no es corrupciónpara defender a Ángel González, portavoz de la formación en Asturias, quien fue imputado por prevaricación y al que la formación no suspendió siquiera de forma temporal. También me viene a la memoria la alcaldesa de Manilva, que actuando como buena cacique enchufó a nada menos que a 200 personas en el ayuntamiento, a los que cuidó además con gran generosidad, pagándoles 50 horas extras por un día de trabajo (no, no salen las cuentas 50 / 24 != 1), y otras formulas que vaciaban las arcas de su ayuntamiento en el beneficio de sus amiguitos y familiares. La formación tardó 2 años en echar a una sinvergüenza como ésta, y no lo hizo hasta que la noticia tuvo notoriedad en prensa. Vamos, que la echaron porque no les quedó más cojones, no por iniciativa propia.

desmanes IU andalucia

Pero la gota que ha colmado el vaso tiene que ver con el caso Valderas, el cual prefirió aprovecharse de un vecino esperando a que embargaran su piso para comprarlo a través del banco y así ahorrarse tres millones de pesetas, tres millones que sólo se pudo ahorrar Valderas, porque al propietario del piso le pedían ocho millones, en vez de los cinco que pedían al vicepresidente de la Junta de Andalucía. Todos estos años criticando a especuladores y bancos sin escrúpulos y prefiere comprarle a un especulador el piso que a un vecino en apuros, por ahorrarse, repito, tres cochinos millones de las antiguas pesetas y sin saberse muy bien qué razón oscura había para esta generosa rebaja por parte de la entidad bancaria.

Es evidente que esta es una noticia sacada por el poder para desacreditar a una formación de la que tienen mucho miedo, cuando no es comparable, ni mucho menos, esta actuación con los ERE del PSOE o el caso Bárcenas del PP. No obstante, que el portavoz parlamentario de IU decida defender a este dirigente y decir que es “cotidiano” me ha revuelto demasiado las tripas como para seguir votando a esta formación.

Lo siento, pero me la sopla que ser un sinvergüenza y un ladrón aprovechado sea cotidiano en este país de pandereta. Ustedes tienen unos puntos en su programa muy claros que llevo votando todos estos años, y estos puntos deben ser el dogma de todos los políticos de IU con algún tipo de cargo. Como cargos públicos, hay que cundir con el ejemplo, y si un señor que pone a los bancos como demonios luego se aprovecha del robo que estos hacen a su propio vecino a cambio de favores – no nos engañemos, un banco no le rebaja a nadie un tercio del piso por amor al arte -, pues no debe seguir en el partido, porque no es consecuente con los principios del mismo. ¿Qué diferencia puede haber entre los incumplimientos de ideales y programas electorales del PP y el PSOE con los de IU, visto lo visto?

Mucha gente votamos a IU porque son consecuentes con sus ideales desde tiempos de Anguita. El califa ya denunció en tiempos de Felipe González la burbuja inmobiliaria, para que os hagáis una idea. Mientras, la mayoría de población se mofaba de ellos, “estos rojos de IU, que absurdos, con lo bien que va España“.

Yo votaba a un partido íntegro y consecuente con sus palabras, que tenía el único programa currado con datos y estimaciones, y que además era un programa que me parecía cojonudo. Ahora bien, si este programa tan cojonudo, por lo que veo, lo van a usar los líderes de IU para limpiarse el culo con él, como hacen el resto de casta política, pues sinceramente, prefiero votar a otra de las infinitas formaciones de izquierdas que hay. Si teniendo poder en tan pocos sitios, permiten los mismos desmanes que el PPSOE, ¿cómo coño me voy a creer que si llegan al poder no serán igual de cortijeros que los dos partidos mayoritarios?

Es una pena que el poder les nuble también la vista a los dirigentes de IU, y que no tuvieran clara la reacción negativa de esta noticia de los votantes de verdadera izquierda. El votante de IU es crítico, por eso depositó su voto en esta formación, porque era crítico con el bipartidismo reinante. Lo siento señoritos de IU, pero mucho tienen que demostrarme en los próximos dos años para recuperar mi confianza. No pienso volver a votarles.

Eso sí, no voy a ser como ese otro tipo de borrego que se cree listo y super revolucionario por no ir a votar y se vanagloria de no legitimar el sistema, cuando al sistema le tira de un huevo que lo legitime mientras ellos sigan teniendo el poder en sus manos. No, yo votaré en las próximas elecciones, no os quepa duda, pero buscaré a otra formación. Por ahora todas las papeletas las tiene Izquierda Anticapitalista.

Share