¿Qué es Podemos?

Durante los últimos meses he visto muchos artículos de Podemos, pero ninguno dejaba claro cómo funcionaba realmente este movimiento social, y la mayoría directamente lo definía como el Partido de Pablo Iglesias. Quizás sea porque al no estar dentro y ver el quehacer diario se tiende a encorsetar a Podemos en la imagen típica de Partido Político, donde hay jerarquías y líderes, pero esta imagen poco tiene que ver con podemos.

Aprovechando que formo parte de un Círculo Podemos, quisiera explicar cómo se gestó Podemos, cómo se organiza, y cuál es su meta.

Hace poco más de dos meses, el 17 de Enero, Pablo Iglesias presentó una iniciativa, “Mover ficha: convertir la indignación en cambio político”, que era un método para la gestión de partidos políticos de forma horizontal y abierta, así como unos mínimos programáticos enfocados a la izquierda. Esta propuesta no sólo vino de la mano de Pablo Iglesias, que era la cara visible, sino que muchos otros participaron en su confección: pensadores, politólogos, activistas, escritores, periodistas….

Para tener legitimidad suficiente se pidieron 50.000 firmas vía online, meta que se alcanzó en menos de un día. Esto da buena fe de la necesidad que tiene la ciudadanía de un cambio en el modelo político de este país.

Podemos surgió por tanto como una iniciativa política, no como partido.

Los padres del manifiesto inicial se reunieron con la mayoría de grupos de Izquierda para proponerles seguir esta metodología de cara a las europeas, pero por desgracia ninguno de ellos quiso adoptarla. Por tanto, no quedó más remedio que registrarse como Partido Político e ir por libre.

Podemos tiene un modo organizativo similar al del 15M. Está conformado por un gran número de Círculos que pueden tener carácter territorial o sectorial (autónomos, sindicatos, educación, inmigración…). Los círculos, además, deberán realizar su toma de decisiones de manera asamblearia y no estarán cerrados a nadie, por lo que cualquier ciudadano puede asistir, opinar y votar. En Podemos no hay afiliados, sólo ciudadanos que colaboran con el movimiento.

Para formar un círculo sólo hay que crear una Página de Facebook y avisar a la promotora.

La Promotora coordina con los Círculos: plazos, consejos de autogestión y demás tareas de carácter organizativo, pero el Círculo mantiene su autonomía. Eso sí, los mínimos de la Promotora son el respeto a la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Por ejemplo, yo estoy en el Círculo de Alcorcón – localidad donde resido – el cual se formó hace dos meses cuando uno de nuestros compañeros creó la página de Facebook. Con el tiempo hemos crecido, pero no somos más de quince personas por asamblea. Eso sí, todos vecinos normales que poca o ninguna vinculación tenían anteriormente con la política, y deseosos de que se incorporen más caras al grupo.

Hemos seguido muchos de los consejos aportados por la promotora, pero otros, en cambio, no. La promotora no tiene ni voz y voto sobre el propio Círculo, pero el afán de colaboración y la unión de unas propuestas básicas que todos compartimos, hacen que habitualmente haya un entendimiento entre ambas partes.

Al mes de vida, una serie de expertos formó un programa de mínimos y se dio una semana para que cualquier ciudadano pudiera hacer enmiendas o añadidos de esos puntos. Una vez concluida esta fase, se dio un plazo de un mes para que cualquier Círculo enviara también modificaciones y mejoras sobre el programa. El plazo de esta fase terminó el 23 de Marzo, pero la idea es que dicho programa sea dinámico y siempre reciba cambios y adicciones de la ciudadanía.

Por otra parte, Podemos está también realizando unas primarias ciudadanas abiertas para la confección de las listas europeas. Para ello, el ciudadano que quisiera presentarse debía de ser avalado al menos por un círculo y cada círculo podía avalar como máximo a tres candidatos. Hasta el 18 de Marzo cada círculo envió, en caso de que avalaran candidatos, el acta en el que esta decisión se aprobaba por votación asamblearia.

En el caso de mi Círculo se escogieron sólo a dos candidatos, ya que no hubo más voluntarios. Los dos candidatos no sólo tuvimos que acceder a serlo, sino que teníamos que recibir la aprobación en asamblea de nuestro Círculo.

Los candidatos a estas elecciones no son tampoco candidatos como los que estamos habituados a ver. No son líderes que ordenan y mandan, sino que tienen que firmar un documento que les compromete a obrar en todo momento respetando las decisiones de las bases, así como condiciones sobre el salario máximo a percibir como eurodiputado (no puede superar 3 veces el SMI, por ejemplo).

Por tanto, los representantes de Podemos que irán al Parlamento Europeo son portavoces en la defensa del programa económico, social y político (programa mínimo) y mensajeros de la voz de los ciudadanos que representa.

Durante esta semana los ciudadanos pueden consultar los perfiles de todos los candidatos desde la web de podemos.info, en la sección de Candidaturas, y todos por igual, independientemente de nuestro origen o estatus, podemos recibir el aval de los ciudadanos para ir en las listas de Podemos. Se han presentado nada menos que 141 candidatos.

Lo más importante en estas primarias no son las caras, sino que el mayor número de ciudadanos participen en las votaciones, tanto yendo como candidatos como a la hora de votar. Es de esta forma que Podemos tendrá legitimidad suficiente para representar a la ciudadanía.

Para votar es recomendable consultar los perfiles y meditar mucho el voto. Podemos no sólo pretende cambiar el funcionamiento de los partidos políticos, sino fomentar las actitudes responsables por parte de la ciudadanía. Es por ello que debemos de quitarnos esa manía de votar guiándonos por corazonadas, es decir, por lo bien que nos caiga un candidato. Hay que leer, ver qué opina ese candidato y sopesar si sería un buen portavoz y representante de los ciudadanos.

Podemos necesita de todos para que el cambio sea viable. Si uno no puede presentarse a candidato o colaborar en un círculo presencialmente, siempre puede participar en las votaciones con las que se confeccionarán las listas e interactuar a través de las redes sociales. Porque Podemos no es el partido de Pablo Iglesias, sino el partido de los Ciudadanos.

Por mi parte solo me queda animaros para que participéis en las votaciones online que darán comienzo el dia 27 de Marzo y terminarán el 2 de Abril, e invitaros a que os acerquéis a la asamblea de vuestro Círculo más cercano para que podáis comprobar por vosotros mismos que lo que digo es cierto.

Share