Whatsapp como prueba irrefutable

Los sábados echan en La Sexta un programa llamado La Sexta Noche, que como muchos sabréis es un programa de debates sobre política y sociedad.

Este sábado hablaron sobre las famosas fotos de ABC del Juez Castro con la abogada de Manos Limpias. No entraré en lo curioso que resulta que esta acusación sea tan oportuna y además venga del periódico monárquico por antonomasia del país, aunque resulta tentador.

Más bien quería destacar la justificación absolutista que daba el periodista que sacó el tema, un tal Javier Chicote, que resultaba de lo más pedante, por cierto.

chicote_malo

Eduardo Inda decía que esas fotos debieron ser sacadas por varias personas, que no estaban hechas con móvil, sino con cámara oculta, etc. En estas cosas no me meto, dada mi ignorancia en fotografía, pero si en la nula validez de la prueba con la que el Chicote Malo daba por zanjada cualquier replica del periodista de la competencia.

La prueba definitiva para demostrar que esas fotos no eran del CNI como apuntaba El Mundo, era enseñar un whatsapp a Eduardo Inda con las fotos enviadas por un contacto llamado “Mallorquín, y desde aquí puedo afirmar que está prueba es una mierda pinchada en un palo fácilmente debatible (aunque nadie lo hiciera en el programa, mostrando una vez más lo poquito que se sabe sobre tecnología en el mundo del periodismo).

Vamos a ver, ¿tan difícil es que yo coja unas fotos sacadas con una cámara oculta, me las envíe a mi correo, luego las descargue a mi teléfono, y finalmente, las envíe por whatsapp al subido con apellido de cocinero simpático (que paradójico)?

Que digo yo también que a esa legión de periolistos con iPhones se les podría ocurrir hilar tan “fino” como yo y haberle callado la boca, pero no, la peña ve que este tío arroja como prueba irrefutable algo por ignorancia propia, o aprovechando precisamente la ignorancia ajena, y nadie se lo dice a la cara…La conclusión es que son todos unos analfabetos digitales.

Share